MOVIMIENTO CIUDADANO: UNA NARANJA PELIGROSA

Les comparto la nota que escribió @ivonnemelgar acerca del hackeo realizado a los servidores de Amazon para conseguir la lista nominal y los posibles motivos detras del ataque.

05 de mayo de 2016

 

Desconozco si hubo dolo, negligencia o trampa en la subida del padrón electoral a la nube de Amazon.

Carezco del conocimiento técnico y legal correspondiente como para sacarme de la manga un juicio a favor o en contra de Movimiento Ciudadano (MC), responsable de haber guardado nuestros datos en esa plataforma.

Observo, eso sí, que la paliza mediática hacia el partido está dura y en algunos momentos hay saña deliberada para descalificarlo del juego político por ese error. Que lo multen, gritan unos. Que le quitan el registro, sugieren sus críticos.

Sospecho que algunos tratan de aprovechar la coyuntura y pegarle a una fuerza de oposición emergente. No los culpo. De eso se trata la competencia por la representación popular y el poder: de marcar las fallas del adversario y avanzar.

Me temo, sin embargo, que el escándalo del padrón en la nube de Amazon por responsabilidad del partido naranja no será suficiente para frenar el ímpetu que sus principales operadores vienen desplegando.

Se trata de una fuerza emergente que ha crecido en el terreno electoral y que hoy, según las más recientes encuestas hacia el 2018, tiene más intención de voto que el PVEM.

Pero a diferencia del resto de los partidos pequeños, MC cuenta con ventajas competitivas definitorias en la pelea por el voto: experimenta el relevo generacional en sus liderazgos y legisladores; despliega una agenda propia vinculada a los temas de la democracia participativa, y ha probado el éxito en sus campañas mediáticas.

 

 

NO ES DANTE, ES ALFARO

 

 

Esto que digo es constatable. Y admito que mi descripción sobre un partido de vanguardia choca con esa imagen opaca de su dirigente, Dante Delgado Ranauro, un hombre del viejo sistema que supo reinventarse, como tantos otros en México que fueron operadores controvertidos del régimen priista y se pasaron a ese amplio y amorfo territorio llamado "izquierda Mexicana".

Formado en la escuela de la inteligencia política policiaca que comandóFernando Gutiérrez Barrios, el presidente de MC no es el mejor emblema de lo nuevo. Es cierto.

Pero nadie puede negarle créditos al ex priista que hizo de Convergencia --el nombre anterior del partido-- un bastión importante para Andrés Manuel López Obrador en 2006 y 2012. Y que se arriesgó después a jugársela sin AMLO.

Dante Delgado Ranauro logró sobrevivir sin el tabasqueño. El Partido del Trabajo no pudo. Y todo indica que el PRD tampoco, toda vez que ahora se encuentra por abajo de Morena en la intención de voto.

¿Qué hizo bien este político de claroscuros, alguna vez en la cárcel por sus litigios con sus ex jefes priistas?

Dante fue sumando a su causa a cuadros con capacidad para ganar votos y para ejercer la representatividad, ese bien tan depreciado en nuestros días.

Y confieso que para mí fue una sorpresa, en la legislatura anterior, constatar en la cotidianidad de la Cámara de Diputados, que la bancada de MC era sin duda la mejor a pertrechada para el debate y la oposición al Pacto por México. Destacaban Ricardo Monreal, Ricardo Mejía Berdeja y Luisa María Alcalde Luján.

Uno puede diferir en sus visiones. Pero sería mezquino regatearles la capacidad y el empeño parlamentario, contrastante con la mediocridad que aplasta a la mayoría de los legisladores en San Lázaro.

En el contexto electoral del 2015, algunos de los diputados de MC se fueron a Morena, como son los casos de Monreal y Alcalde Luján.

Con una visión centralista hubiéramos pensado que llegaba el desdibujamiento de la fuerza naranja. Pero paralelamente, en Jalisco, particularmente, pero también en otras entidades como Veracruz y Puebla, Dante había ido sumando a auténticos liderazgos regionales.

El gran empujón de MC en las elecciones del año pasado se dio gracias a Enrique Alfaro, quien arrasó en la contienda por la alcaldía de Guadalajara, gracias a un gobierno local novedoso y lucidor en Tlajomulco.

Y la relevancia de este personaje es tal que ya figura en la lista de los llamados independientes que podrían construir una candidatura presidencial con tal calificativo para 2018.

Es que Alfaro se ha vendido así: un político independiente que hizo una alianza estratégica con la dirigencia de MC.

 

UNA BANCADA DIFERENTE

Y si ahora sabemos quién es ese arrojado alcalde tapatío es porque a la actual legislatura llegaron varios diputados federales alfaristas cuyo desempeño no pasa desapercibido en medio de un pleno donde reina la línea y escasean las causas ciudadanas.

No todos son legisladores afines al jalisciense. Pero la mayoría de los 24 integrantes de la bancada naranja suben a tribuna y, estando ahí, se proyectan como personas articuladas y con ideas propias.

Destaca el coordinador, Clemente Castañeda Hoeflich, cuyo liderazgo quedó de manifiesto cuando consiguió que todos los diputados de la fracción subieran sus declaraciones patrimonial, fiscal y de conflicto de interés a la plataforma 3 de 3.

Imposible no guardar silencio ante la capacidad de debate de Jorge Álvarez Maynez, quien se perfila como el mejor tribuno de la LXIII Legislatura.

Sobresalen las diputadas Verónica Delgadillo y Mirza Flores, también de Jalisco, así como la ex perredista Claudia Corichi.

Y no se quedan atrás otros que ya traen kilometraje como Manuel Espino y René Cervera.

Pero más allá de los nombres, la bancada de MC ha tenido la característica de las propuestas ligadas a la despenalización de la mariguana, transparencia, derechos humanos, movilidad, equidad de género y su bandera alfarista: la revocación de mandato.

 

RAFAEL VALENZUELA, EL INCÓMODO

Adicionalmente, la fuerza naranja ha contado con una ventaja envidiable hoy en día para cualquier partido en México: un equipo de comunicación política exitoso.

Es cuestión de recordar los spots de la pasada campaña para confirmar que los de MC destacaban entre el resto.

Una de las cabezas de esa maquinaria de creatividad es Rafael Valenzuela Cardona, a quien se le señala como responsable de subir el padrón a Amazon.

Escurridizo cuando le han hecho ofertas del PRI, el creativo de cabecera de Enrique Alfaro se precia de trabajar solo para la izquierda. Lo hizo en su momento para AMLO. Y también ha sido consultor en campañas presidenciales en otros países de la región.

Antes del escándalo del INE tuvimos la oportunidad de conversar largo con el jalisciense y constatar por qué varios gobernadores habrían querido tenerlo para superar sus malas rachas.

Ya tendremos oportunidad de compartir la conversación que sostuvimos con Valenzuela Cardona, cuya visión estratégica de la comunicación política explica por qué MC emerge como una codiciada y peligrosa naranja opositora.

No se trata sólo de Enrique Alfaro y su potencial alianza con el jefe de gobierno, Miguel Mancera, con quien se reunió este martes 3 de mayo. Ni de sus recientes filias obradoristas.

Se trata de algo más grave para la partidocracia: con sus 4 puntos de intención de voto, MC puede convertirse en 2018 en el fiel de la balanza de la más reñida competencia presidencial.

 

CITA IMPERDIBLE

"Ahora estamos en el discurso de la ciudadanía y de la independencia. Que quién sabe hasta dónde llegue lo de la independencia. El Bronco está haciendo todos los días hasta lo imposible para destruir la marca de los independientes":

Rafael Valenzuela Cardona, responsable de la comunicación política de Movimiento Ciudadano.